jueves, 28 de julio de 2011

Domingo XVIII del Tiempo Ordinario (A)

31-VII-2011 XVIII DOMINGO TIEMPO ORDINARIO (A)

Is. 55, 1-3; Slm. 144; Rm. 8, 35.37-39; Mt. 14, 13-21



Homilía de audio en MP3

Queridos hermanos:

El evangelio de hoy nos presenta a un Jesús muy preocupado por las diversas necesidades de los hombres: 1) Las enfermedades. “Al desembarcar vio Jesús al gentío, le dio lástima y curó a los enfermos”. 2) El hambre. Los discípulos se dieron cuenta que la gente tenía hambre y Jesús hizo el milagro de multiplicar cinco panes y dos peces, y con ello dio de comer a cinco mil hombres, sin contar mujeres y niños. “Comieron todos hasta quedar satisfechos y recogieron doce cestos llenos de sobras”.

Jesús ve y sabe que hoy día hay hombres, mujeres y niños que tienen necesidades, toda clase de necesidades, y nos dice a nosotros, sus discípulos: “Dadles vosotros de comer”. Sí, vosotros que comisteis, “dadles vosotros de comer”. Sí, vosotros que tenéis, “dadles vosotros de comer”.

Pero, ¿hay hoy día necesidades? ¿Hay hoy que dar algo a alguien? En estos días se hacen diversas entrevistas en los medios de comunicación social y se pregunta a la gente cómo va llevando la crisis económica por la que está pasando el mundo. Unos cuentan una cosa y otros otra, pero el otro día sorprendió una persona que contestó: ‘¿Crisis, qué crisis?’ Aquí se hace realidad aquel refrán que dice: Cada uno cuenta la feria, según le va en ella.

Repito: ¿Hay hoy día necesidades? ¿Hay que dar algo a alguien? La semana pasada la ONU declaró la hambruna en el cuerno de África, que comprende Somalia, parte de Kenya, de Etiopía y de Uganda. ¿Qué es una hambruna? Es el estadio de mayor gravedad de una crisis humana. La última hambruna data de 1992, cuando perdieron la vida 300.000 somalíes. Los principales indicadores que la definen son:

- Tasa de desnutrición aguda por encima del 30% (muy por encima de los niveles de emergencia).

- Elevada mortalidad. Más de 2 fallecimientos por cada 10.000 personas al día. Creo que en estos días de atrás el número de muertes diarias es de 6.

- Imposibilidad de acceder a los alimentos y muy limitado acceso al agua (menos de 4 litros por persona al día).

- Desplazamientos masivos de población.

- Mecanismos de adaptación y resistencia agotados. Pérdidas de recursos y activos.

- Dependencia de la ayuda exterior.

Además, existe en ese lugar una combinación de conflicto e inseguridad, un acceso limitado para las organizaciones humanitarias ya que milicias musulmanas lo prohíben, una sucesión de malas cosechas y la ausencia de ayuda humanitaria han puesto en peligro a toda la población en el sur de Somalia. Generalmente tienen dos temporadas de lluvias, una en otoño y otra en primavera. Este año, no llegó ninguna de ellas y la tierra está completamente seca. La hambruna en Somalia ha provocado la muerte de decenas de miles de personas en los últimos meses, y la situación podría agravarse aún más a menos de que se actúe con urgencia. Y al igual que se necesita ahora ayuda alimentaria, hay que apoyar inmediatamente a los campesinos con semillas, aperos y acceso a agua, y a los ganaderos con forraje para evitar más desplazados y la inanición. Esto auxiliará a los campesinos y sus familias para conservar sus ganados y cultivos, y para continuar con la producción de alimentos. El número de somalíes necesitados de ayuda humanitaria se ha incrementado desde 2,4 millones a 3,7 millones de personas en los últimos seis meses. En total, cerca de 12 millones de personas en el Cuerno de África necesitan actualmente ayuda de emergencia.

Por todo esto y por muchos más casos a lo largo de todo el mundo, incluso a la vuelta de la esquina de nuestras casas, Jesús nos dice hoy y siempre: Sí, vosotros que comisteis, “dadles vosotros de comer”. Sí, vosotros que tenéis, “dadles vosotros de comer”. Es imperioso que demos de lo que tenemos, que nos desprendamos de lo que tenemos. Lo que tenemos no es nuestro. Es de Dios. Dios es el auténtico propietario de lo que tenemos: de nuestras casas, de nuestro coches, de nuestra ropa, de nuestros dineros, de nuestros ordenadores… Nosotros somos sólo administradores de lo que tenemos. El propietario es Dios.

Tengo miedo que, nosotros que comemos todos los días y que tenemos lo suficiente para subsistir, estemos llenos de egoísmo, de soberbia, de dureza de corazón. Tengo miedo que, nosotros que comemos todos los días y que tenemos lo suficiente para subsistir, estemos ciegos e insensibles ante las necesidades de los demás, sean estos de lejos o de cerca. Tengo miedo que en nosotros se cumpla el evangelio de Cristo Jesús: “Apartaos de mí, malditos, id al fuego eterno, preparado para el diablo y su ángeles. Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber…” (Mt. 25, 41-42). Tengo miedo que, pudiendo vivir en el Cielo de Dios, vivamos en el Infierno de nuestro egoísmo.

“En aquel tiempo, un discípulo preguntó a su maestro. –Maestro, ¡cuál es la diferencia entre el cielo y el infierno? Y el maestro respondió: -Es muy pequeña, y sin embargo de grandes consecuencias. Vi un gran monte de arroz cocido, listo para comer. A su alrededor había muchos hombres casi a punto de morir de hambre. No podían aproximarse al monte de arroz, pero tenían en las manos unos palillos de dos o tres metros de longitud. Es verdad que podían coger el arroz, pero no conseguían llevárselo a la boca, porque los palillos eran demasiado largos. De este modo, hambrientos y moribundos, juntos pero solitarios, permanecían padeciendo un hambre eterna delante de una abundancia inagotable. Y eso era el Infierno.

Vi otro gran monte de arroz cocido y preparado como alimento. Alrededor había muchos hombres, hambrientos pero llenos de vitalidad. No podían aproximarse al monte de arroz, pero tenían en las manos unos palillos de dos o tres metros de longitud. Llegaban a coger el arroz, pero no conseguían llevárselo a la boca, porque los palillos eran demasiado largos. Pero, en vez de utilizar los largos palillos para llevarse el arroz a su propia boca, los usaban para servirse unos a otros. Y así aplacaban su hambre insaciable en una gran comunión fraterna, cercana y solidaria, gozando a manos llenas de los hombres y de las cosas, en casa. Y eso era el Cielo.

Cristo nos dice una vez más: “Dadles vosotros de comer”. Sólo así podremos estar en el Cielo.

NADIE ES PROFETA EN SU TIERRA



Y llegamos al. Eso es lo que pensará Sebastian cada vez que corre en su patria  y este año tampoco iba a ser menos. Después de todo lo dicho y escrito sobre el tema del soplado lo que si queda claro es que la mejora del rendimiento del Ferrari en Inglaterra fue debido a eso, el aventajar en 20 seg a los azules en un circuito de curvas rápidas era demasiado para una simple evolución del coche. Como decía Briatore, una mejora de 3-4 décimas es factible , una mejora de un segundo es milagro. Demostrado la inexistencia del milagro este fin de semana queda claro lo dicho. Ferrari renunció con la vuelta a la normativa del soplado a una racha de varia victorias seguidas por mantener una concordia con los equipos, ellos fueron los más beneficiados y los McLaren los más perjudicados junto a Red Bull, aunque sigo sin comprender la actitud de equipos Sauber con motor Ferrari o Williams. Nada se hace por que sí, y me imagino que habría que pagar algún peaje por concesiones pasadas o quien sabe si futuras, lo que si es seguro que el marchamo de ser beneficiado por la FIA le pudiera quitar valor a las victorias conseguidas.
De vuelta a la normalidad en el  Gp de Alemania en Nurburgring lo que si queda claro es que existe una igualdad en rendimiento en los tres equipos grandes, y que pequeños matices hacen decantar la victoria a uno u a otros, y eso es importante ya que a estas alturas, el que no sea competitivo ya no lo será el resto del año con lo que nos queda un final de temporada muy interesante pasa ver que equipo consigue la victoria en cada gran premio restante. Salvo la excepción de Vettel que no consiguió el balance del coche en todo el fin de semana, los cabezas de cartel se manejaban en tiempos muy similares, al límite, luchando cada centímetro, decantándose la victoria para caballo loco. Sigo diciendo que las carreras este año son apasionantes, incluso sabiendo que el alemán tiene una ventaja enorme y que esta todo casi sentenciado. A fecha de hoy ha habido más adelantamientos que en todas las carreras del año pasado y eso gana en lucidez y en espectáculo.
La evolución del coche rojo es evidente, una vez localizado los problemas con el túnel de viento llevan una progresión en las evoluciones muy buena lo que le permite ahora competir de tú a tú  en circuitos de curvas rápidas, gracias a un nuevo alerón delantero y sobre todo a la suspensión trasera que ya habían probado en carreras anteriores. Ferrari siempre adolece de lo mismo, empieza con un coche con buenas condiciones pero flujo y evoluciona durante el año para alcanzar la cabeza, normalmente siempre tarde. A nada que acierten un año al principio de temporada van a arrasar a mitad del año. Dicen que el próximo año será más agresivos con el diseño, esperemos que así sea pero siempre dentro de unos limites, no sea que le suceda como a los de albal.

McLaren sigue su progresión, aunque más bien parece un saltamontes, va a saltos, ahora funciona lo que pongo y gano, como en Alemania o la cago y quedo fatal como en Silverstone, pero queda claro que cuando cogen un coche en condiciones tanto Hamilton como Alonso son imparables.
Todo el fin de semana anunciaba lluvia y al final sólo cayeron dos. La clasificación apuntaba que iba a ser cosa de dos pero se metió por medio el ingles con una vuelta antológica, dejando al niño del  dedito con muy  mala cara. No se chico, quien diría que llevas nada mas que tres carreras de ventaja a los demás, parecías todo el fin de semana que habías perdido el mundial. será la presión, será que corrías en casa y daba mala imagen, no se pero sigo diciendo que con un coche que no corra un segundo más que los demás te hace enseñar realmente tus prestaciones, que son muchas pero no excepcionales. El meterte en fregados no saca lo mejor de ti, te diluyes, cometes errores, haciéndote mostrar que aun estas verdecito y si no llega a ser por el error en boxes con un renovado Massa que le hubiera costado algunos puntitos más.  
En fin carrera apasionante donde vimos resurgir de  nuevo a Webber. Parece el enfado con su equipo ha hecho que vuelva a recordar como se corre. Correoso como pocos, se las vio con Alonso en un par de batallas ganadas por el asturiano. Merecido tercer puesto que pudo ser más de no ser por el desfallecimiento de sus gomas en los dos primeros stings.
Fernando en su línea, ha conseguido más puntos que nadie en estas tres últimas carreras y eso se nota en su conducción. No sé hasta que punto influyo el bajón de rendimiento en su segunda parada con lo ocurrido al final de carrera cuando le mandaron parar por miedo a no tener gasolina para analizar, desde luego algo debió ser ya que mantuvo a Hamiltton y sus tiempos empezaron a bajar sin aparente motivo.
Del resto mencionar a dos que se ven con la soga al cuello, uno es Buemi y otro Heidfeld. Al primero parecen haberle entrado los nervios, sigue sin puntuar y lo malo no es eso, sino que no demuestra nada especial cada fin de semana. Al segundo nada le sale, ya incluso se lo llevan por delante. Poco parece quedarle en Renault que esperan con los brazos abiertos la vuelta de Kubica.
Y ya está aquí el Gp de Hungría, donde el año pasado su dominio fue insultante, así que veremos si las líneas marcadas se siguen o si vuelve el dominio de Red Bull, que parece  haberse dormido un poco en sus laureles. Tienen suficiente renta para gestionar el mundial pero los demás se le están subiendo a las barbas. Tienen la ventaja de que no hay un perseguidor claro y eso les beneficia pero las carreras son caprichosas y no hay que dormirse.
Y de postre,el accidente de los dos ahorcados,jeje

martes, 26 de julio de 2011

EL TOUR DE LOS COBARDES


Terminó el Tour de Francia, la  verdad es que tengo sentimientos entrecruzados que hacen verlo de una manera distinta a los demás, ya que todos dirán que ha sido una carrera esplendida en espectáculos y demostraciones de valentía por parte de unos y de otros pero la verdad yo preferiría llamarlo así, como el Tour de los cobardes. Nunca un postre por más delicioso e inigualable que sea, ha sido capaz de dejar buen gusto a una comida mediocre, por no decir mala, y eso en si ha sido el resumen de la carrera, dieciséis días de somnolencia y una traca final para recordar.
Pero lo más positivo ha sido el decálogo que han terminado de escribir los hermanos Schleck sobre como se puede perder un Tour un año sí y el otro también. La verdad es que es muy completo y de obligada lectura en escuelas de ciclismo, aunque no es de extrañar que se produzcan nuevas revisiones futuras.


La actitud de los muchachos es difícil de analizar por compleja y variada, pero la sensación que me da es igual al refrán que dice que dos son  muchos gallos para un mismo corral. Es imposible que te coartes los movimientos por el simple hecho de que vas a perjudicar a tu compañero, eso sí, si este es hermano tuyo. Casos parecidos de dos compañeros-rivales de igual enjundia en un equipo hay muchas, la última sin ir más lejos Contador con Armstrong en le Astana hace 3 años que tantos dolores de cabeza le dio al primero, pero como uno no se casa con casi nadie, el más fuerte fue el que se llevó la victoria.
Ser los dos candidatos a la victoria les perjudica mucho y en varios movimientos en carrera se demostro. El año pasado por la caída de Frank dio un aire de libertad al hermano que casi le cuesta al de Pinto la carrera. O uno se va del equipo o lo tiene crudísimo para el futuro, porque sí, dos hermanos en el podio es bonito, pero estos están para ganar y  los años pasan y el marcador sigue a 0. Por cierto,¿Frank corria?.
También una visita al psicólogo les vendrá bien  a más de dos, ya que la obsesión de controlar a un corredor es buena pero cuando uno se pasa empieza a ser enfermiza. Se sabe que el español  es el único que puede reventar la carrera en cualquier momento, pero cuando lo tienes a 5 minutos y este se mueve, saltas como un resorte y si se queda en el grupo todos ha hacerse un retrato juntitos, que si nos movemos no salimos en la foto. Cuando uno juega a ganar hay que hacer eso, ganar y si sabes o puedes suponer que tu obsesión esta mal y maduro hay que menear el árbol las veces que haga falta hasta que caiga, ojo a veces se intenta y no se consigue pero por lo menos se intenta. Un escalador nato  no puede dejar vivo a un contrario con desventajas en su terreno, mas cuando sabes que eres inferior en otro terreno. En un  Tour con relativa poca montaña no se puede dejar pasar los pirineos a un ritmo de cicloturistas para dejarlo todo al final.
 Qué sí, que en la última semana y en los Alpes se deciden las carreras y el desgaste hay que dosificarlo pero  te puedes  encuentras un dia como el de Galp con una  bajada mala , mojada y estas acojonadito, se pierde lo que se pierde y hay que ir a la desesperada cuando cae uno que esta un señor al lado llamado Evans que te puede sacar una minutada en contrarreloj, y llegan  las prisas.
Eso sí, lo cortés no quita lo valiente, para quitarse el sombrero la etapa, pura fuerza, me tenia que frotar los ojos y no me creía que no te recortaran tiempo en el llano, con viento en contra, chapou.
Viendo la  carrera no entiende uno muchas cosas y claro me pregunto: ¿por qué no tiraste junto a Contador cuando os fuisteis en el Telegraph? ¿con lo que te gusta hacerle gestitos a la gente de que tire contigo, por  qué no lo hiciste ese día?¿no creías que fuera Evans tu mayor rival? chico, lo pienso y repienso y no le veo explicación, dejas a todos y te vas junto al mejor escalador del pelotón, hacéis sufrir a Evans y dejáis al fantasma del mallot amarillo, podéis  hacer brecha que te pudo hacer ganar el Tour y vas, te quedas atrás, le das dos relevos a desganas y os pillan, pero  lo malo no es eso sino que cuando se vuelve a ir Alberto en el Alpe D´huez , va a tirar tú solo para recortarle el tiempo, vamos  increíble.
Gran carrera de Evans, justo merecedor de la ronda gala, firme en la montaña cuando le apretaron las clavijas y esplendido en la contrarreloj, sabiendo donde reservar y atacando cuando se tenía que atacar. Al final vimos algo que ha costado mucho tiempo en ver, por fin tomara la iniciativa el australiano, tan acostumbrado estamos a que le saquen las castañas del fuego los demás, resulta raro verlo defenderse con resultados más que evidentes. Ciclista que con un estilo poco estético que si se hubiera atrevido más de una vez a tomar la iniciativa tendría seguro aumentado su palmarés. Eso sí, aprovecho muy bien su último tren, con 34 añitos se aspira a poco pero  en buena forma, con dos niñatos de rivales y con un Contador mermado por giro y caídas no se lo va a encontrar nunca más. Felicidades y te lo mereces.
Siempre suele haber algún tapado dentro de la carrera y este año le toco a Voecker, gracias a una buena escapada consiguió un tiempo que si no llega a ser por sus fantasmadas le hubiera llevado al pódium final en Paris. Todo el mundo esperaba su bajón y ese no llegaba, arropado por un equipo sorprendentemente fuerte (con rumores de dopaje, según algún comentarista titiritero de origen segoviano). Pero las fantasmadas se pagan, no sólo por las muecas en cima de la bici que dan risa y pena a la vez, sino por el pulso final en el Galibier contra los dos mejores escaladores de la actualidad, y eso lo pagaste caro, carísimo ¿dónde ibas criatura?¿nadie te dijo que esperaras al australiano?¿qué haces subiendo a plato un puerto como ese?,la verdad es que tus paisanos disfrutarían viéndote pero más lo hicimos nosotros cuando te hundiste. Así que fantasma, por 20min de gloria te perdiste un escalón del pódium, que eso si que se recuerda toda la vida.

Lo que está claro es que este año no era el tour de contador, le paso de todo, falto de preparación,  corte, caída , pájara pero a pesar de todo eso supo reponerse y conseguir casi dos etapas y un quinto puesto final. Nada se le puede reprochar, partir una carrera sin casi preparar ya que ni él se creía que le iban a dejar correr y sobre todo de la demostración que dio en un Giro duro donde los haya, hacen que los méritos obtenidos sean mayores. Pensé seriamente que incluso podría ganarlo después de escapar vivo de los pirineos y sobre todo como planteó las etapas previas a los Alpes. Muy valiente, luchador, nos dio momentos de gran ciclismo y ya empiezan a temblar muchos cuando dijo que el próximo año viene a por todas, eso si le dejan. Es increíble que después de un año aun no esté resuelto el tema de su sanción, impresentable los de la Uci y a todos los que les abuchearon por las carreteras de Francia. Sinceramente ojala os fastidie viendolo de amarillo muchos años más, aunque tengamos que escuchar el himno de riego en Paris.
Gran carrera de Samuel con el premio final del mallot de la montaña. Buen compañero de batallas del de Pinto aunque yo me atrevería a darle un consejo, mira chaval, repásate los manuales de primero de parvulitos donde dice que cuando alguien va a ruda tuya durante mucho tiempo se desgasta menos que tú y al final te da la coba y te gana. Es que me da que el día que lo explicaron no fuiste a clase y es un tema que deberías repasar porque caer dos veces en lo mismo te está perjudicando. Tú pensaras que eres más fuerte y  generoso que los demás, pero el año pasado te la metió doblada Andy y este año vuelves a caer en lo mismo y encima fastidias al pobre de Contador con el etapón que estaba haciendo. Pues nada chico, a repasar apuntes pasados y veras como te va mejor.
Para finalizar agradecer a la organización del tour y de la televisión francesa por todo lo que hacen por el bien del ciclismo, ya sabemos que es importante que ganen corredores de todos los lugares y como estamos últimamente acaparando muchos victorias pensaron que quitando a españolitos de la carrera beneficia a más gente, pero hombre ser más sutiles que después os critican.





jueves, 21 de julio de 2011

Domingo XVII del Tiempo Ordinario (A)

24-7-11 DOMINGO XVII TIEMPO ORDINARIO (A)

1 Re. 3, 5.7-12; Slm. 118; Rm. 8, 28-30; Mt. 13, 44-52



Homilía de audio en MP3

Queridos hermanos:

La primera lectura comienza hoy con estas palabras: “El Señor se apareció en sueños a Salomón y le dijo: ‘Pídeme lo que quieras’”. ¿Qué le pedimos hoy a la vida? Por lo visto, parece que los reyes en tiempos de Salomón pedían a sus dioses larga vida, muchas riquezas y vencer en todas las batallas contra sus enemigos. Pero, ¿qué pediríamos hoy a la vida? En lo que conozco del corazón humano creo que hoy básicamente se pide salud; trabajo; tranquilidad y paz; buenos amigos; una casa con la hipoteca pagada; unas vacaciones para conocer un lugar maravilloso; el amor de un hombre o de una mujer; el amor de los hijos; el reconocimiento de los demás; que se acaben nuestros problemas más acuciantes; un poco de dinero para pagar las deudas, para dar algunas limosnas y para tener algo de “colchón” para cuando surjan diversas necesidades…

Pues bien, también hoy el Señor se nos aparece a cada uno de nosotros y nos dice: “Pídeme lo que quieras”. ¿Qué podemos nosotros al pedir al Señor? (No a la vida, sino al Señor). Para dar esta respuesta podemos pensar desde un punto de vista humano. De hecho, hay una película norteamericana en la que el protagonista se queja ante Dios de lo que mal que va el mundo o de lo mal que le van las cosas, y Dios le contesta a sus quejas otorgándole a él todo el poder divino para que arregle los desaguisados que, según el protagonista, hay en el mundo. El resultado es tremendo. Por tanto, repito: ¿qué le pediríamos hoy día al Señor? ¿Lo mismo que más arriba se ha dicho que podíamos pedir a la vida?

Veamos qué le pidió Salomón a Dios: “Da a tu siervo un corazón dócil para gobernar a tu pueblo, para discernir el mal del bien”[1]. Pedir esto es darse cuenta de que este corazón y este discernimiento es el tesoro escondido y la perla fina de gran valor de que nos hablaba Jesús en el evangelio. Y parafraseando la tercera parábola que nos cuenta Jesús hoy, podemos decir que en nuestra vida “pescamos” muchas cosas; muchas cosas caen en nuestras redes y tenemos que sentarnos después para examinar lo que hay dentro de las redes. Los pescadores examinan todos los peces y “reúnen los buenos en cestos y los malos los tiran”. El acto de sentarse ante las redes llenas y examinar lo que hay dentro y distinguir lo bueno de lo malo, lo conveniente de lo posible… es lo que se denomina el DISCERNIMIENTO.

¿Qué difícil es discernir lo que es de Dios y lo que no es de Dios? Lo que no es de Dios siempre es malo, aunque nos parezca bueno; y lo que es de Dios siempre es bueno, aunque nos parezca malo o inconveniente o imposible. Voy a poner un ejemplo, que puede ser real como la vida misma, y en el que hay que hacer un acto de discernimiento para conseguir el bien final. El ejemplo está retratado en un cuento. Se trata del cuento de la vaca. “Un maestro de la sabiduría paseaba con su discípulo por un bosque cuando vieron una casa bastante pobre. Se acercaron y vieron que la casa la habitaba un matrimonio y tres hijos, los cuales iban descalzos y todos muy pobremente vestidos. Entonces el sabio preguntó al padre: ‘En este lugar no existen posibilidades de trabajo. ¿Cómo hacéis tú y tu familia para sobrevivir aquí?’ El hombre respondió: ‘Nosotros tenemos una vaca que nos da varios litros de leche al día. Una parte la vendemos o la cambiamos en la ciudad vecina, y con la otra parte producimos queso, manteca… para nuestro consumo, y así es como vamos sobreviviendo’. El sabio agradeció la información, contempló el lugar durante un momento, se despidió y se fue. En mitad del camino, se volvió hacia su discípulo y le ordenó: ‘Busca la vaca, llévala al precipicio que hay allí adelante y tírala’. El joven miró espantado a su maestro, y le discutió la orden, porque la vaca era el único medio de subsistencia de aquella familia. Pero, al ver el silencio absoluto de su maestro, el novicio cumplió temeroso la orden. La escena de la vaca muerta al fondo del barranco se le quedó grabada en su memoria. Pasado un tiempo, como unos cuatro años, este joven dejó a su maestro y decidió ir al encuentro de aquella familia y confesar su delito. Al acercarse vio que todo había cambiado: había una buena casa, un automóvil nuevo a la puerta… El joven se sintió triste y desesperado, imaginando que aquella humilde familia había tenido que vender el terreno para sobrevivir. Entonces aceleró el paso y habló con un hombre que estaba delante de la puerta de la casa y le preguntó por la familia que vivió allí hacía ya cuatro años. El hombre aquel le contestó que eran ellos mismos la familia por quien preguntaba, y el joven vio que efectivamente era así al mirar a los otros miembros de la familia. Entonces les interrogó: ‘¿Cómo hicisteis para mejorar este lugar y cambiar vuestra vida?’ El padre respondió: ‘Nosotros teníamos una vaca, pero un día se cayó por el precipicio y se murió. Desde ese momento nos vimos en la necesidad de hacer otras cosas y desarrollar otras habilidades que no sabíamos que teníamos’”.

Sí, cuatro años antes el joven discípulo hizo un acto de discernimiento y pensó que lo mejor era dejar a aquella gente con su vaca y su pobreza. ¡Al menos que tuvieran la vaca! El maestro, sin embargo, hizo otro acto de discernimiento y sólo vio comodidad, pereza y cobardía en aquella familia. Por eso, les quitó de un golpe la vaca y les obligó a salir de su mundo encerrado y abrirse, y eso les supuso vida y una vida mejor, aunque al principio lo tuvieron que pasar muy mal cuando descubrieron la vaca muerta y empezaron a pasar hambre.

En definitiva, pidamos al Señor, como Salomón, ese corazón dócil a Dios y ese discernimiento entre el bien y el mal, entre lo que es de Dios y lo que no es de Dios. Si esto nos es concedido por Dios, sí que encontraremos el auténtico tesoro y la auténtica perla fina de gran valor.



[1] Por cierto, falta hace que Dios otorgue los gobernantes, de cualquier signo político y de cualquiera país o región, este corazón y este discernimiento entre el bien y el mal.

sábado, 16 de julio de 2011

GP Inglaterra , Soplando voy,soplando vengo


!!Ay hacienda,cuanto tiempo me hace perder!!....Por fin llego la victoria,con poderío,con la polémica,pero victoria,eso sí,puede que caiga alguna más esta temporada,pero con la revuelta sobre el soplado del difusor,sí está bien dicho,revuelta ya que cambiar 3 veces  las ordenanzas  en cinco días es para llamarlo así o peor, ya que sería mejor  nombrarlo como "CACHONDEO".Desde que la FIA limitó el uso de los gases de los escapes se sabía que el rendimiento de Red Bull y McLaren se vería  afectado,lo que no se sabía era toda la polémica que se originó el viernes después de los libres 1 cuando se le autoriza a los dos equipos utilizar una configuración de escapes limitada al 50% y no al 10% como a los demás por presuntos problemas de fiabilidad de sus motores.Después los comisarios recularon la concesión y para clasificación y la carrera se determinó volver a la limitación original, todos al 10% de soplado como máximo cuando el acelerador no esté pisado y al final vuelta a las limitaciones que se impuso en Valencia sobre el no poder cambiar los mapas motor,lo dicho un cachondeo.
Quede claro que modificar las normas a mitad de temporadas para perjudicar a un equipo que arrasa no es de recibo ,ya pasó con el Mass Dumper del Renault de Alonso,que le hizo complicarle el campeonato,pero con los franceses no hubo vuelta atrás y ahora sí.La norma se estableció hace 2 meses y si sabían que perjudicaban tanto la fiabilidad de los motores,¿por qué esos 2 equipos tomaron medidas para evitar eso?¿no pudieron desviar parte de los gases fuera del difusor y así no sufrirían los motores?¿no quisieron tensar la cuerda para que volviera todo atrás?lo cierto es que después del despropósito los equipos decidieron todos volver atrás y ahora nos preguntaremos¿hubiera ganado Ferrari en un circuito como Silverstone con curvas rápidas como es gracias al cambio?¿si tanto le beneficiaba el capado de los gases,por qué votó a favor de volver la normas antiguas?¿a qué juega Sauber,Williams, les han dado un ataque de locura?¿con la normativa tal cual,volverán a arrasar los Red Bull?interesante saberlo y lo dejaremos para sucesivas carreras.
Despues de una calificación apretada la carrera se mostraba atractiva después de la lluvia mañanera.Con una salida limpia,en la primera parte de la carrera. Alonso ha gestionado bien las primeras vueltas, favorecido porque no le han presionado desde atrás también, y ha cuidado gomas mientras Vettel se escapaba y Webber se mantenía en su punto de mira.Cuando la pista empezó a secarse surgió lo mejor que da el Ferrari,eso sí,el de Alonso.Marco un ritmo demoledor,y fueron callendo las posiciones,consiguiendo la primera plaza con un error en el pit de Vettel,de todas formas no hubiera aguantado en pista delante del asturiano visto lo visto.¿sería que estaban guardando el motor? no se sabe,aunque no parecía tener tantos problemas como habían llorado.
Y al final,la guerra de los azules por la segunda plaza del podium.!Ay,que mala memoria tienen algunos!,el año pasado cuando Webber con 10 ptos de diferencia con el segundo era el líder, no se podía dar ordenes al  frigodedin,"los dos son iguales y tienen el derecho de luchar por igual", y ahora con 94 ptos con el segundo "no puedes adelantar por miedo a chocarse los coches" y dice Vettel «Era innecesario hacer ninguna estupidez»,  Ha olvidado pronto el descalabro que provocó en Turquía el año pasado cuando Mark Webber era líder y él ocasionó un accidente doble al intentar adelantarlo.
Nunca se ha tratado bien a Webber,es injusto tratar así a un piloto de la calidad del Australiano y el sabe que está sentado en un avispero,es de mal pensado creer que en el equipo le han hecho la cama en la primera mitad de temporada ,no es lógico que se le olvide correr como hace un año,no sé,coches que suenan distinto,piezas defectuosas, miradas al coche del compañero cuando se baja de una calificación,es para pensar.
Del resto,lamentable lo de Massa,escusas,escusa y escusas.Hamillton a lo suyo,de coches choques,si no que se lo pregunten al brasileño.También Alguersuari ha hecho una buena carrera que pudo ser mejor por como se mueve en agua.
En fin una victoria que sabe agridulce por la duda sobre el favor concedido y a expensas de ver si realmente las evoluciones del Ferrari le hacen así de competitivo o fue simplemente un espejismo.
PD:algo cachondo para el final,aunque al comisario y a de la Rosa no le haría mucha gracia

jueves, 14 de julio de 2011

Domingo XVI del Tiempo Ordinario (A)

17-7-11 DOMINGO XVI TIEMPO ORDINARIO (A)

Sab. 12, 13.16-19; Slm. 85; Rm. 8, 26-27; Mt. 13, 24-43


Homilía de audio en MP3

Queridos hermanos:

Tenemos que acostumbrarnos a escuchar, y no simplemente a oír, la Palabra de Dios. Escuchar supone un plus: supone acoger en mi interior lo que se me dice o lo que leo y, además, supone profundizar en el sentido de las palabras. Así, hemos de preguntarnos qué nos quiere decir Dios, aquí y ahora, con su Palabra y de qué modo hemos de aplicar dicha Palabra a nuestra vida concreta. Yo voy a tratar de ayudaros un poco a esto sabiendo que lo que vale para mí, vale igualmente para los demás, pues no somos tan diferentes unos de otros, ni tenemos necesidades tan diversas unos de otros.

- Alguno puede pensar que varias frases de este evangelio no son para el mundo moderno de hoy; por ejemplo cuando Jesús explica la primera parábola y dice: “la cizaña son los partidarios del maligno; el enemigo que la siembra es el diablo”. ¿Son modernas estas palabras de Jesús, o son ya antiguas? Más aún, ¿son reales estas palabras de Jesús en estos tiempos? Yo personalmente creo que son totalmente reales, actuales y, por tanto, son totalmente modernas. Fijaros de qué modo tan sutil puede Satanás actuar: El martes venía yo de Alemania en el autobús desde Madrid a Oviedo. En la radio pusieron una canción de Amaral. La canción es pegadiza y el estribillo dice así: ‘Te necesito, como a la luz del sol, en este invierno frío para darme tu calor’. Pero al escucharla más veces me di cuenta de que la letra de esta canción no es tan inocente. Leo: ‘Como quieres que me aclare si aún soy demasiado joven para entender lo que siento, pero no para jurarle al mismísimo Ángel Negro que, si rompe la distancia que ahora mismo nos separa, volveré para adorarle. Le daría hasta mi alma, si trajera tu presencia a esta noche que no acaba…’ Ese ‘Ángel Negro’ es Satanás, al cual Amaral está dispuesta a adorarle e incluso está dispuesta a entregarle su alma, si actúa para que ella pueda unirse con el hombre amado. Esta canción con música pegadiza va calando entre nosotros, y con ella cala esa letra. Éste es uno de los modos de siembra del diablo entre nosotros. Éste es uno de los modos de que aparezca la cizaña y crezca en medio del campo de trigo sembrado por Dios.

- Creo que alguno de vosotros ya ha escuchado alguna vez esta anécdota: “Una chica estaba esperando su vuelo en una sala de un aeropuerto. Como debía esperar un largo rato, decidió comprar un libro y también un paquete de galletas. Se sentó para poder descansar y leer en paz. En un asiento de por medio, se sentó un hombre que abrió una revista y empezó a leer. Entre ellos quedaron las galletas. Cuando ella cogió la primera, el hombre también tomó una. Ella se sintió indignada, pero no dijo nada. Solo pensó: ‘¡Qué descarado; si yo fuera más valiente, hasta le daría una bofetada para que nunca lo olvide!’ Cada vez que ella cogía una galleta, el hombre también tomaba una. Aquello le indignaba tanto que no conseguía concentrarse ni reaccionar. Cuando quedaba solo una galleta, pensó: ‘¿Qué hará ahora este aprovechado?’ Entonces, el hombre partió la última galleta y dejó media para ella. ¡Ah! ¡No! ¡Aquello le pareció demasiado! ¡Se puso a resoplar de rabia! Cerró su libro, cogió sus cosas y se dirigió al sector del embarque. Cuando se sentó en el interior del avión, miró dentro del bolso, y para su sorpresa, allí estaba su paquete de galletas intacto y cerrado. ¡Sintió tanta vergüenza! Sólo entonces se dio cuenta de lo equivocada que estaba. ¡Había olvidado que sus galletas estaban guardadas dentro de su bolso! El hombre había compartido las suyas sin sentirse indignado, nervioso, consternado o alterado”.

Una de las moralejas de esta historia es ésta: ¿Cuántas veces en nuestra vida sacamos conclusiones cuando debiéramos observar mejor? ¿Cuántas cosas no son exactamente como pensamos acerca de las personas?

- Esta historia encaja muy bien en las lecturas que acabamos de escuchar. Encontramos palabras preciosas en la primera lectura: “Tu soberanía universal te hace perdonar a todos […] Enseñaste a tu pueblo que el justo debe ser humano, y diste a tus hijos la dulce esperanza de que, en el pecado, das lugar al arrepentimiento”. Dios perdona a todos, no sólo a unos pocos: no sólo a los ricos, no sólo a los pobres, no sólo a los católicos, no sólo a los de arriba o a los de abajo…

Cuando el hombre peca, esa acción procede del hombre, que voluntariamente se aparta de Dios. Pero, en medio de ese pecado, Dios se muestra al hombre y le concede una “dulce esperanza”: el arrepentimiento, que es el preludio del perdón. El pecado procede del hombre; el arrepentimiento y el perdón proceden de Dios. Y Dios pide al hombre, a todo hombre, pero sobre todo al justo que sea humano, es decir, compasivo y misericordioso, como Dios lo es. El justo, al modo del mundo, hace las cosas bien, pero eso no basta. El justo, al modo de Dios, hace las cosas bien, es humano, y perdona, porque es perdonado por Dios. Así le ha enseñado Dios a actuar.

¿Cuántas veces nos hemos preguntado por qué Dios permite la existencia de los malos en este mundo? ¿Por qué Dios no les saca de este mundo o les deja morir antes para que hagan menos daño? A esta pregunta contesta Jesús con la parábola del trigo y de la cizaña, que acabamos de escuchar: Dios no quiere que se arranque la cizaña (los malos) antes de tiempo, porque “podríais arrancar también el trigo”. Nosotros sí que hubiéramos llamado la atención al hombre que en el aeropuerto “nos comía” las galletas, sin darnos cuenta que, en muchas ocasiones, somos nosotros quienes comemos las galletas a los demás. En efecto, ¿quiénes de nosotros somos el trigo? ¿Quiénes de nosotros somos la cizaña? Nosotros somos en tantas ocasiones los malos, la cizaña, pero también, en tantas ocasiones somos el trigo.

- En definitiva, esta Palabra de Dios nos habla de su PACIENCIA. Él espera en nosotros, Él espera de nosotros que cambiemos, pues nadie es blanco o negro, sino que somos grises, con partes buenas y partes menos buenos. Dios tiene paciencia con nosotros, pues espera que nos vayamos acercando a El a través del arrepentimiento y del perdón, que es la “dulce esperanza” que da a TODOS LOS HOMBRES. Y así la paciencia de Dios ha de ser el modelo de nuestra paciencia. Paciencia para con Él (si no va todo tan deprisa como queremos); paciencia para con nosotros mismos (si fallamos una y mil veces); paciencia para con los demás (si no son como nosotros querríamos y cuando nosotros queríamos; quizás, al fin y al cabo, sean ellos los que tengan más razón que nosotros).

martes, 5 de julio de 2011

Domingo XV del Tiempo Ordinario (A)

20-7-08 DOMINGO XVI TIEMPO ORDINARIO (A)

Is. 55, 10-11; Slm. 64; Rm. 8, 18-23; Mt. 13, 1-23

Emprendo este miércoles, 6 de julio, un viaje de trabajo a Alemania. Estaré fuera, Dios mediante, hasta el 12. Por ello, este domingo que viene no podré “subir” la homilía del domingo XV del tiempo ordinario.

Un abrazo Andrés