jueves, 6 de noviembre de 2014

48 horas con el Nexus 9: Estas son nuestras impresiones



A esperas de que el Nexus 6 caiga en nuestras manos para su análisis, bueno es el Nexus 9, ¿no crees? Y es que este atractivo dispositivo tiene el honor de colgarse más de una medallita al cuello: la de ser primer equipo de Google de 8,9"; la de suponer el regreso de HTC dentro de este sector; y hasta la de convertirse en la primera tablet en llevar Android 5.0. Todas ellas son razones más que de peso como para que le dediquemos una atención especial, así que, tras unas 48 horas de uso, ha llegado el momento de que te contemos las primeras impresiones del Google Nexus 9.


¿Te apuntas al repaso? Pues seguimos tras el salto. Échale un ojo.



Galería | 26 Fotos


Nexus 9 en nuestras manos



Debo reconocer que me ha sorprendido mucho su diseño. No es que tuviera unas expectativas bajas respecto al producto, pero sí que he probado el Nexus 7 (2013) y esperaba que su construcción (sin querer con estas palabras desmerecer el equipo de 7") se asemejara a él. Nada que ver. El Nexus 9 se siente increíblemente sólido en la mano, una impresión causada básicamente por dos factores: unos bordes de aluminio que le dan bastante cuerpo y un peso ligeramente más elevado de lo esperable (sin ser incómodo de transportar tampoco por ello).



En cuanto a lo primero, estamos ante un borde de aluminio cepillado muy atractivo que recorre todo el cuerpo de la tablet. Este camino solo se ve interrumpido por el puerto microUSB en la zona inferior (donde también existe un micrófono), el conector de 3,5 mm en la zona superior y los botones de encendido/bloqueo y control de volumen (junto a otro micrófono) situados a la derecha.


Respecto a la pulsación, el primero cuenta con un buen recorrido, pero no puedo decir lo mismo de la barra de volumen, cuyo segmento superior (el que se encarga de subir el altavoz) está milimétricamente más hundido, haciendo que no se sienta igual de bien el recorrido cuando ejerzo presión con nuestro dedo. No sé si se tratará de algo puntual de nuestra unidad de análisis, o es un fallo menor en el diseño de los botones, pero sea como sea, es imperativo señalarlo por aquí.



No puedo hablar de la construcción del equipo y no hacer alusión a la pantalla. Esta tablet disfruta de un panel IPS de 8,9 pulgadas en formato 4:3, con una resolución de 2.048 x 1.536 píxeles (su densidad es de 281 ppp). El brillo es realmente excelente así como sus ángulos de visión, arrojándonos además imágenes con un buen contraste.



En cuando a la espalda, cuenta con acabado de policarbonato mate, muy agradable al tacto y con un color grisáceo bastante elegante. Justo en el centro puede verse grabada (el relleno es metálico) la palabra 'nexus', mientras que HTC se reserva su logo para la zona inferior, en un segundo plano junto a los datos de certificación. Es inevitable mirar la espalda del equipo y no recaer en su cámara. Bastante escorada en la esquina izquierda, dispone de una gran lente rodeada por una anilla gruesa y está acompañada del flash. Dado que coincide muy al extremo de la espada, su colocación está entre dos aguas: la parte recta de la superficie de la carcasa y la curvatura propia de la esquina redondeada. El efecto que se "consigue" con eso es que media lente quede sobresaliente, algo que empieza a preocuparme por si se termina convirtiendo en una moda -llámame neurótica, pero yo cuando veo algo así solo pienso en la de golpes que se va a llevar el metal.



Repasado su diseño, es hora de comentar algunos aspectos del sistema operativo. La tablet viene con el reciente Android 5.0 Lollipop, una versión reformada del SO móvil con interesantes y muy útiles mejoras. Sin ánimo de profundizar demasiado -te recuerdo que estas son primeras impresiones-, nada más mirar la pantalla de bloqueo ya vas a encontrar novedades. En ella tendrás ahora acceso a las notificaciones a modo de útiles tarjetas y también podrás seleccionar otro perfil de usuario (incluido uno de invitado) en caso de que vayas a prestar tu tablet a alguien.



Los colores y aspecto de la interfaz han sufrido un lavado de cara importante, con nuevos colores y un entorno más agradable a la vista -aunque esa es una opinión bastante subjetiva, vaya. Me gusta mucho la nueva barra de notificaciones y el panel de ajustes es ahora más claro y cómodo para el usuario. Por si esto no fuera poco, también existe un buscador dentro de este último, que te va a permitir buscar cualquier función. Y es que a menudo, cuando queremos cambiar alguna configuración, nos la vemos y deseamos hasta dar con la opción adecuada, sin embargo, esos momentos de incertidumbre desaparecen ahora gracias a esta útil herramienta.


Todo se mueve con fluidez y en general me está gustando (mucho) lo que veo. La renovación se nota y se siente y los cambios son para bien. Hasta el momento lo visto me convence bastante.


Es pronto para hablar de la batería del equipo (tenemos que darle bastante más tralla), pero podemos ir contándote que tras dos días -recibimos la unidad el martes- de conexión permanente a la red WiFi, notificaciones activadas (con una frecuente entrada de emails), navegación web (no demasiada) e instalación de algunas apps, la batería señala que aún le queda el 49%. No es mala cifra pero tampoco nos dice mucho dado el uso poco intensivo que hasta ahora le he dado. Tranquilo, seguiré sacrificándome en pro de la tecnología y usaré más a fondo este Nexus 9 en los próximos días para hilar más fino en este importante aspecto.



Galería | 19 Fotos


Android 5.0 Lollipop en Nexus 9



Y hasta aquí nuestras primeras impresiones. Ahora toca probar el dispositivo a fondo, pasarle 20 mil benchmarks y sacarle el resto de jugo. Mientras tanto, si tienes cualquier duda o quieres que dediquemos atención a algún aspecto concreto en el futuro análisis, no dejes de decírnoslo en los comentarios.






Fuente: Engadget en Español