La convivencia de un dispositivo Android con uno iOS




Uno de los elementos que en ocasiones frena a algún usuario a la hora de cambiarse de plataforma -ya sea de iOS a Android o viceversa- es que poseen un segundo dispositivo con el mismo sistema operativo, y no todo el mundo está dispuesto a comprarse un teléfono nuevo y una tableta a la vez.

En los últimos tiempos, con el boom de los servicios en la nube, se ha puesto de moda centrar el debate en qué ecosistema es mejor, infinitos artículos se han escrito parafraseando la frase de Bill Clinton “es la economía, estúpido”.

Y aunque es verdad que la comodidad que da pasar del móvil al ordenador, del ordenador al tablet y del nuevo al móvil sabiendo que todo lo que hayas cambiado en uno habrá cambiado mágicamente en los demás es uno de los mayores avances de los últimos años, el ecosistema no debe ser una razón para secuestrar tu decisión de cambiar de plataforma ya que ambas pueden convivir sin mayores problemas.

Google asalta iOS


Gmail_ipad

Lo cierto es que la fácil convivencia entre ambas plataformas se debe en gran medida a la estrategia de Google. Mientras que Apple sigue en su aislacionismo de iCloud sólo para los míos, Facetime sólo para los míos y los demás fuera de mi jardín, los de Mountain View han lanzado prácticamente todas sus aplicaciones para iOS, aunque a alguna le haga falta un lavado de cara (Gmail llamando a material design, responda, por favor). Google Drive, Maps y Chrome son perfectamente usables en iOS, además de muy superiores a las alternativas nativas de Apple.

Aunque la cabezonería de la manzana de no permitir modificar las aplicaciones por defecto puede convertirse en una incomodidad al, por ejemplo, abrir un enlace de Twitter y que este vaya directo a Safari y no a Chrome, es algo que no deja de ser un detalle y que además puede ser fácilmente solucionable gracias al Jailbreak.

Apple se abre a los contactos y calendarios de Google


Pantallazo_Configuracion_Gmail_iPad

Los de Cupertino también han puesto su granito de arena al permitir desde iOS7 la sincronización directa de los contactos y calendarios desde Gmail, aunque en el caso de los calendarios de algún problema (¿Por qué los colores de los calendarios cargados desde Gmail salen con colores que parecen pasados por un mal detergente, Apple?) y haya que recurrir a apps de terceros como Calendars 5 o Sunrise para tener una buena experiencia con Google Calendar en iOS.

Los contactos, en cambio, se sincronizan de manera perfecta, se acabaron las aplicaciones de terceros que sincronizaban a base de duplicarte la mitad de la agenda. En caso de tener los contactos y calendarios a través de iCloud, la cosa se complica un poco, pero se pueden sincronizar con Android gracias a servicios webdav.

La mejor solución, sin embargo, seguramente sea exportarlos e importarlos a Gmail. Si usas el servicio de mail de iCloud -alguien en el mundo debe hacerlo- la última versión de Gmail te permite acceder directamente, y si lo prefieres tienes otras aplicaciones como CloudMagic.

El problema de la ofimática


Posiblemente, el único punto donde puede haber un conflicto es en el uso de las suites de ofimática, y seguramente en unos meses esté solucionado. Tal vez muy poca gente use estas aplicaciones en el teléfono más allá de consultar un documento que te acaban de enviar, pero también son muy útiles para realizar cambios de última hora y sólo tienes el móvil a mano.

Antes de verano, Google decidió fragmentar GDrive y lanzar aplicaciones independientes para Documentos, Hojas de Cálculo y Presentaciones. De momento estas versiones móviles están en su primera versión y están muy lejos de ofrecer las posibilidades que ofrecen en la web o las su competencia.

Además, su versión para iPad tiene un bug duplicador de tildes que la hace prácticamente inutilizable con algunos teclados, como el oficial de Apple. iWork, por su parte, es una gran suite pero no está disponible para Android. Es posible sincronizarlo con Google Drive, pero da problemas en forma de archivos duplicados.

Microsoft al rescate


Captura de pantalla 2014-11-27 a las 9.13.14

A la espera de que Google se ponga las pilas y lance una versión de Google Docs a la altura de lo que se lo que se espera de ella, quien ha dado un puñetazo sobre la mesa ha sido Microsoft, lanzando una sensacional versión de Office para iOS, gratuita, que se come sin masticar a su competencia, especialmente Excel, que está a años luz de lo que pueden ofrecer Numbers, Hojas de Cálculo o cualquier aplicación similar que se pueda encontrar en ambas plataformas.

De momento sólo está disponible una beta para tabletas Android, pero su versión final está anunciada para principios de 2015, por lo que, en principio este problema de compatibilidades tiene los días contados.

Al final, lo que más te acabará molestando son los pequeños detalles. Cada uno tendrá sus filias y sus fobias, y cuando esté usando iOS echará en falta ese pequeño detalle de Android o viceversa, pero tras más de un año usando un Sony Z1 y un iPad puedo decir que se puede tener un dispositivo de cada sistema sin que el choque de ecosistemas cause un agujero negro que acabe con la Tierra.