lunes, 15 de abril de 2013

ANÁLISIS GP CHINA: HAY COCHE.



 La mejor forma de resumir cómo fue el GP de China creo que es esta conversación entre Andrea Stella y el ganador de la carrera: “Fernando, no necesitamos que empujes más, eres 2-3 décimas más rápido por sector que los demás”. Fernando le contesta “no, si no estoy empujando”. Sin más. 
Alonso y Ferrari sellaron un éxito incontestable en una exhibición total de autoridad en el trazado de Sanghai. Pues sí, parece que por fin Ferrari ha puesto un coche dominante en manos del español, ya era hora. Hoy no hay medias tintas, ni la fortuna de la lluvia que facilitaba la tarea en el 2012, el F138 es una máquina que empieza a dar sus frutos. Ya os comenté hace un año que este 2013 sería el de el despegue y así parece ser aunque aún es pronto pero una victoria y un segundo para iniciar el campeonato no está nada mal aunque se queda corta por la cagada de Malasia. Una vez solventados los problemas de juventud de un antecesor debido a su  “diseño radical”, los italianos están dando poco a poco al español lo que estaba deseando. Califica mejor y eso es una ayuda tremenda, tiene un sistema de salida extraordinario, con un  ritmo de carrera muy bueno  y sobre todo cómo trata este coche a sus neumáticos  hacen pensar que este puede ser el año. Por tanto, el F138 se está mostrando como el monoplaza con mayor consistencia en las tres carreras iniciales. Como digo aún es pronto, ya que no cabe duda que tarde o temprano red Bull solventaran sus problemas pero la historia pinta bien.
Alonso vuelve a ganar. Lo hizo sin incidentes, con una ficticia tranquilidad. Salió fenomenal, rebasó a Hamilton primero y al resto de obstáculos que se le pusieron en el camino. Gestionó con sabiduría los neumáticos. Fue quitándose la presión del ingles poco a poco a medida que sus gomas decían basta. Su ritmo fue bestial durante todo el gran premio, sin errores, sin asumir riesgos en los adelantamientos y solo la estrategia de Button a dos paradas y Vettel  alteraron su posición en algún momento. Sin paliativos, extraordinario. Lastima de Massa, que parecía muy fuerte desde el viernes y que se diluyó como un azucarillo y demuestra que si está cerca de Fernando da un extra, como no, baja muchísimos enteros y su falta de combatividad con algunos rivales es a veces lamentable, sobre todo si lo comparamos con la intensidad y garra que metía el morro a su compañero en Australia.
Vettel, cuyo equipo salvó por los pelos un gran premio ruinoso desde el punto de vista de la gestión. Vettel partió noveno  gracias a la estrategia elegida por su equipo que decidió salir con los duros para alargar la primera parada, pero creo que fue equivocado ya que volvieron a optar por una séptima más corta que generó muchos problemas al alemán en el centro del pelotón. No tuvo camino libre como preveían ya que Button se interpuso en su camino y luego no  pudo con el Sauber. Cuando se despejó todo fue tarde pero no terminaron  ahí los fallos ya que tardaron demasiado para realizar el último cambio y cuando quiso pillar a sus rivales ya no había tiempo para más. Si se hubiera hecho una vuelta antes, otra historia hubiera sucedido ya que a la postre el RB9 conservó mejor de lo esperado el compuesto blando. La cuarta posición fue un mal menor para él, sin opción de cazar al inspirado Raikkonen en su segunda juventud y a Hamilton, siempre tan rápido como el que más. Puede que los problemas que tiene el coche tengan fácil solución pero la actitud del alemán en la anterior carrera pueda darnos alguna pista de que pueden ser más serios de lo que parecen. Sus continuas quejas hacia Pirelli y la dificultad de solventar problemas de este tipo parece que puedan tardar tiempo en solucionarlo. De todas formas es sólo una carrera. Este trazado venía bien al estilo del coche austriaco pero no quiere decir que en la próxima cita puedan rendir mejor, pero con el calor esperado, lo dudo.
Gracioso montaje colgado por Button en su Facebook: Red Bull te da alas pero sin combustible y  4 ruedas.
Pero el que pasó el quinario fue Webber. Dicen que si te tiene que ocurrir algo que te suceda todo en la misma carrera y eso sucedió y con creces. Fue estropicio, se queda sin gasolina en la clasificación, cambian el set up para facilitar adelantamientos y sale el último, choca contra  el Toro Rosso de Vergne y abandonó la carrera después de que los mecánicos de su equipo no apretasen bien una tuerca. Os parece poco, por cierto, soy mal pensado ¿creéis que hubieran avisado a Vergne de que se aparte si hubiera sido Vettel?

Siguiendo con su regularidad, Raikkonen ocupo el segundo escalón y lleva 20 carreras seguidas terminadas y parecía que podía haber conquistado la victoria en tierras chinas pero si decimos que el Lotus no suele calificar bien, cuando lo hace vas y sales fatal. Su pésima arrancada desde la segunda plaza le condujo meterse en más líos de los esperados, tanto que termino comiéndose a Pérez en la vuelta 16. Esto tiene un análisis técnico al estilo cuanto milenio. ¿Cuántas horas de trabajo tiene el diseño de un alerón con el CFD? ¿Cuántas horas de túneles de viento para afinarlo? ¿Cuánta gente trabaja en ese apartado? Pues bien, se parte, pierde el 20%  y funciona todo bien, tanto que no se le cambia en toda la carrera. Esto merece una reflexión. Los que nos gusta estar al día y  seguimos la evolución de tal o cuál coche, hablamos de las  piezas que se añaden, cómo funcionan, etc  muchas veces, a mi por lo menos, nos da la sensación de que estamos haciendo el canelo y no solo eso, el encargado de diseño de esa pieza estará pensando “lo mismo me largan” ya que no es normal que una pieza se rompa y eso suceda. En fin, es para analizar ya que no hay escusas por el tiempo que se tarda en cambiar. Si se pierden 5 segundos extras y luego tu ritmo en carrera mejora 10 seg, has conseguido ventaja.


Una vez adelantó a Hamilton tras adelantar su última parada todo fue más fácil con una sola idea, conservar las ruedas para hacerlas funcionar hasta el ataque definitivo de  Vettel.
De Mercedes esperaba más, parecían tener un tremendo ritmo el viernes y que sus ruedas aguantarían mejor. Fueron los primeros en entrar a cambiar las blandas tras la tremenda doble pasada de los Ferraris en las primeras vueltas. Al final se salvó por los pelos gracias al error de Red Bull. Muy buena la evolución que está llevando el coche, lo malo será que sigan pudiéndolo hacer a lo largo del año que creo que no aguantarán mucho cerca de la cabeza. 
Los McLaren parecen dar signos de mejora. Su intento de hacer un gran premio como el de China solo con dos paradas demuestra que parece que uno de los puntos débiles de los demás equipos lo tienen encauzado que es el desgaste de las ruedas pero las prestaciones del coche distan de ser las mejores. Estar en la cabeza o aparentar estás arriba no es suficiente aunque el quinto puesto de Button  es la mejor posición de ellos en lo que va de año y en una pista tan dura como es la asiática. Pérez en su línea. No tiene ritmo, no está cómodo y sobre todo, no está dando la talla de lo que se esperaba de él. Va a ser un año muy duro para el mexicano.
Bueno, próxima cita, Bahrein, el próximo fin de semana. Veremos como evoluciona el campeonato pero a poco que afinen un poco volveremos a ver una bonita lucha en la cabeza y los Ferraris ahora parten como grandes favoritos, pero eso será otra historia.

PD: Un apunte, aconsejaría al señor Sebastian Vette (Red Bull), que considera que este año la Fórmula 1 "no tiene mucho que ver con el pilotaje", según declaró este domingo a Auto Motor und Sport que en lugar de quejarse de las ruedas se queje al genio que diseño el coche, que no todo van a ser piropos para el, que si McLaren puede ir a tres parada, por qué Red Bull no. ¿ Qué opináis?