miércoles, 16 de mayo de 2012

¿ RESUCITÓ FERRARI ?: ANÁLISIS DE GP ESPAÑA


Loca, loca, loca. Lo dicho, este año la F1 está loca y por el camino que llevamos, en la décima carrera le tocará ganar a los HRC. Cinco carreras, cinco pilotos, cinco equipos, igualdad total y lo extraño es, notanto la alternancia en los ganadores y en los equipos, sino que hoy, te doblo yo a ti y mañana tú a mi. No hay una línea clara a seguir a la hora de apostar por un ganador, lo más importante ahora es tener un buen reglaje y también algo de buena suerte con la temperatura y te puede conducir a la victoria, lo único que sí está claro es que el McLaren, sobre todo en las manos de Hamilton se pueden arrepentir  mucho al final de temporada por todos los “fallos” y “errores” que están cometiendo carrera tras carrera y si en otras ocasiones han sido por causas justificada, en este fin de semana ha sido por querer ser los más listos de la clase. La maniobra de los ingleses ya la habían realizado antes y les había  salió muy bien y pensaron: si no me dicen nada ¿por qué no repetirlo? En el año 2010 en Canadá lo volvieron ha hacer, pero ya se les advirtió que una y no más, multazo de 10.000€ y listo,  pero parece que no pillaron el mensaje del todo bien y viendo los tiempos y ritmo que luego realizó en carrera el ingles, sinceramente ha sido una oportunidad inmejorable para haberse empezando a destacar en el mundial. Comenté en la previa que salir  desde la pole en el Gp de España de F1  era un 90%  de la victoria, pero me pregunto ¿Era tan  importante como para arriesgarte a tirar tú carrera a la basura y perder tantos puntos en el mundial? Creo que no, la primera vuelta de Hamilton en la Q3 no fue excepcional y pero en condiciones normales en su segundo intento habría estado casi seguro en la primera posición de la salida, pero ellos sabrán. Así que, sanción, sales el último y de camino la FIA cierra el coto a los listillos y  dejaron las puertas abiertas para la posible victoria tanto a Maldonado como a Alonso y aunque no venga a cuento, sería mejor que buscaran otra escusa ya que la que dijeron era un poco patética “"Había combustible suficiente para tomar una muestra. Quedaban 1,3 litros en el tanque. Se trató de un caso de fuerza mayor." ¡Fuerza mayor!, !vamos, vamos!.

La carrera fue emocionante, con dos pilotos luchando de tú a tú durante todo el gran premio, pero esta vez, la victoria se la llevó el Venezolano, su primera  en el mundial de F1. Impresionante el rendimiento de Maldonado, sin ninguna fisura en toda la carrera montando un Williams excepcional, que no pisaba lo más alto del podium desde la época con BMW y después de su travesía por el desierto  vuelve a la cima con el mismo motor que tantos años de gloria dió a esta categoria, el motor Renault. Este coche ya demostró en Australia que podía dan batalla a lo largo del año y no fue un espejismo y por mucho que algunos vean fantasmas en la batalla de Alonso con Pic y por supuestos fallos en la estrategia, sinceramente no creo que hubiera podido adelantar a Maldonado al finalizar la carrera al tener el Williams mejor velocidad punta en la recta  y aparentemente la conservación de las ruedas fue mejor a pesar de tener más vueltas, pero sobre todo por  una caída de rendimiento en el Ferrari que según  decía Fernando “pudo ser debida a una rotura o perdida de alguna parte aerodinámica del alerón delantero o del suelo, porque no teníamos nada de agarre.” aunque no está del todo claro. Chapó para ellos.
Del compañero de batalla de Pastor que decir que no se haya dicho ya. La verdad es que por más que pasa el tiempo más me convenzo que Alonso tiene una categoría excepcional y es el verdadero resucitador el equipo, por fin en una Gp con condiciones normales y sin  lluvia ni historias raras.

 Hoy toca ver el vaso medio lleno como dice Dominicali. Uno de los mis mayores temores era esta carrera, lo confieso, y aunque tengo un buen amigo que me acusa con cariño de ser pesimista, la verdad prefiero ser precavido antes que eufórico ya que las caídas luego son más duras, sobre todo viendo como evolucionó el coche el año pasado. Es cierto que uno de los grandes problemas que padecieron los italianos el año pasado era la falta de correlación entre los datos del túnel de viento con los resultados en el coche, algo que se solucionó utilizando el túnel que tenía Toyota y ese ha sido el primer gran avance de Ferrari para el F2012. Este año esperaba con escepticismo la primera gran evolución para poder sacar conclusiones, las caras sonrientes de Mugello vaticinaban que todo iba bien  y la verdad los cambios han hecho los efectos esperados, pero no hay que lanzar las campanas al vuelo, en un mundial normal parecería que el salto es muy importante, pero en un mundial “anormal” como decía antes, hasta no ver una serie razonable de resultados positivos en el equipo no hay que volverse loco, sobre todo viendo el resultado de un patético Massa que pide a gritos su jubilación. El mayor avance ha sido en la clasificatoria, un mal que padecían desde hace mucho tiempo. Todos los cambios en el coche le hizo colocarse segundo a 0.017s del primero, pero ojo, con solo una décima más, hubiera sido 5 dada la igualdad entre todos, pero este sí es un dato importante, en Barcelona ha sido el primer Gp donde ha entrado con “facilidad” a la Q3 y eso hace que puedas planificar mejor las carreras, el punto fuerte del coche y si a eso unido que en España siempre Fernando da el doscientos por cien, hace que su segundo puesto sea tan especial. Aquí montaron todas las mejoras probadas en Mugello que comentamos en el post anterior http://angelesenlacabeza.blogspot.com.es/2012/05/el-nuevo-ferrari-lo-visto-en-mugello.htmly añadieron un nuevo difusor trasero que les ha hecho dar el gran salto en prestaciones. Es cierto que esta pista les viene como anillo al dedo, con muchas curvas rápidas para poder aprovechar su alta carga aerodinámica pero visto lo visto hay que empezar a ser optimista, hay más evoluciones importantes para el Gp de Canadá pero  estar ya  colíder en el mundial  no es poco con todo lo que ha caído. Pero nada fue fácil, la victoria estuvo cerca, pero la tercera plaza del podium lo estuvo más aun, si dura 200 metros más la carrera, se lo queda Raikonnen.
Los Lotus fueron los grandes tapados en la batalla final, con una estrategia distinta a la hora de utilizar los Pirellis, utilizando un segundo juego de blandas, alargando mucho el tercer cambio y posteriormente realizo un último sting impresionante, dando caza a Fernando y si hubiera durado algo más la carrera, casi seguro que a Pastor, pero las carreras duran lo que duran. Muchos apostaban por ellos y al final dieron la cara.

En McLarens deben de seguir escaldados con la sanción, viendo la gran remontada que realizó Hamilton en la carrera, arriesgando con una estrategia de dos paradas que le lastró en parte al final pero le sirvió para terminar el octavo. El que está pasando un calvario este año es Button, después de iniciar el año con una victoria, se está apagando poco a poco, no es capaz de sacarle partido al coche, quejándose continuamente de la inestabilidad del mismo desde China donde los ingleses evolucionaron el coche  haciendo que  no se adapte a su forma de conducir.
En Red Bull hoy toca cal, con un Vettel en la sexta plaza y gracias a sus cuatro paradas en boxes que le hizo remontar dos plazas en las últimas vueltas, aunque con un drive through incluido y un Webber en la posición undécima. Sige el alemán colíder, pero esto no es lo que era. Difícil año les espera.
En Mercedes, más de lo mismo, con un Rosberg apagado y un Schumacher en la grava después de arrollar a Senna. Lo visto después de China hace confirmar que el calor no  sienta nada bien y en todo el periplo veraniego será un calvario para ellos.
Mención especial al Sauber esta vez en las manos de un Kobayashi luchador, valiente, kamikaze en ocasiones pero le sirvió para conseguir igualar su mejor resultado, un quinto puesto. En esta ocasión Perez fue el secundario debido  a un incidente al iniciar la carrera, pero este coche sigue teniendo mucho que dar. Lástima de ser un equipo pequeño con pocas posibilidades de poder evolucionar a lo largo del año debido a su bajo presupuesto, algo que veremos en otros equipos como por ejemplo Williams, que irán despejando el camino a los grandes poco a poco pero gracias a estos “pequeños” estamos disfrutando de un magnífico mundial. Al final las aguas volverán a su cauce y el mundial será cosa de tres, pero que les quiten lo bailado.
Bien, buen gran premio, entretenido al menos con pocos adelantamientos, como se preveía pero nos hace albergar muchas esperanzas de lo que pueda venir por el camino.
Nos vemos en Mónaco, eso será otra historia.